Pitufos

Si están leyendo esto significa que no me son inconsecuentes lo cual mayormente es una buena noticia, por otro lado significa que voy a explayarme al respecto, lo cual es una mala noticia. Podría decir que voy a tratar de ser breve pero tal vez hayan notado que tengo cierto exceso de ego, así que eso deriva en que me guste escucharme / leerme. También recuerden que padezco de hipogonadismo así que existe la posibilidad de que con la cantidad que suelo escribir / hablar esté compensando por otra cosa~.

Parte de esto ya se lo había mencionado a Fornillete, no es un chiste cuando digo que de verdad desprecio a la gente; a nivel de principios, no veo algo que realmente me agrade en la mayoría de las personas. No es una cuestión de que si no me aceptan entonces no los acepto, después de todo soy el sujeto que tiene uno o dos sentimientos por una chica con la capacidad emocional de un ganso que el día de hoy me sigue mirando como si hubiera matado su mascota cuando tenía 4 años, es algo más profundo pero no viene mucho al caso. Trabajar en el Hospital me puso en la posición de tener que relacionarme con la gente, a diferencia de mi trabajo como freelance fuera del mismo donde es más un pseudo capítulo de Misión Imposible donde me llegan mensajes por Skype o mail pero hay cero trato personal. Mis años compartiendo espacio con los monos de informática fueron un suplicio, lo que suele ocurrir cuando sos alguien que tiene un propósito rodeado de ñoquis que sueñan con tener un sueño pero no tienen la voluntad de sacarse el pulgar del trasero para hacer algo al respecto. Así que cuando Joaquín me ofreció esa sala en desuso en el 4B no lo pensé mucho, escapé de una~.

No obstante, admito que buscar un espacio tranquilo de trabajo no fue la única razón por la que accedí; parte de mí también quería conocer un poco a los pitufos que son parte de mi reforma, una curiosidad nacida de como empezó mi interés por Belén. Pero la verdad es que de eso no hubo nada, fui un total extraño desde el día cero. Ausencia de saludo, cortesía, miradas para mi lado o bien miradas cargadas de ese no-se-que que subrayan el punto de que sos un desconocido en el medio de un grupo que se siente incómodo con vos en el lugar, micos que se sientan de a 8 en una mesa de cuatro en el comedor cuando la tuya está vacía, etc. La lista sigue, pero probablemente se den una idea del patrón. Por eso definitivamente nunca hice el esfuerzo por mirar más allá de la superficie así que gente que tendría que haber visto por primera vez hace much tiempo no la ví hasta el 2016~.

No voy a hacer una cronología de cuando ví por primera vez a cada uno (Pico 29/01/16, Natalia 14/04/16, Sr. Gordito 08/08/16, Fornillete y Michel 11/08/16, Nahuel, Gabriela y Belén 24/11/16, Ludmila 29/12/16) ni el contexto para no irme demasiado por las ramas pero considerando que dentro de poco vamos a tomar caminos distintos sea por distancia, por nuevas obligaciones o por estar involucrados con It, al menos si quería mencionar que fue un año y medio muy divertido. Si hay una decepción en todo esto es que ninguna de las personas que nombre caen en esa imagen tan negativa que el Mundo me llevó a construir sobre el mismo. Tenés una realidad armada y después vas, te cruzás con la Tribu Brady y tenés que replantearte algunos temas. Son cosas que la mayoría dan por sentado pero la verdad es que nunca tuve gente como ustedes; no tuve una pareja de pitufos que me hagan partícipe de un momento tan especial como su unión matrimonial o un sujeto que cae de la nada en un bar a media noche gritando “Hacker!” a pesar de que nunca en mi vida lo había visto o dos psicopatas que luego de que se les confía información sensible van y abordan al objeto de dicha confesión como Talibán a las Torres Gemelas a la pregunta de “Qué pasa con el hacker?”… por nombrar algunos eventos. Y si bien sigo creyendo que es una aberración, puede que el que la gente se acuerde de tu cumpleaños no sea algo tan malo~.

Como dije, no son cosas necesariamente especiales, al menos para gente con vidas normales. Pero para mí? Es un antes y un después, todo esto empezó por Belén (la que tiene la capacidad emocional de un ganso, no la Belén del grupo) y aunque eso fue un desastre total, me llevó a salir un poco de mi zona de comfort, a abrir un poco la cabeza y, por supuesto, a conocerlos a ustedes. Así que no puedo decir que me arrepienta o que le vea desperdicio o pérdida. Para destilar esto a su esencia más básica: de verdad me alegro de haberlos conocido a todos y cada uno de ustedes. Incluso si terminan metiéndose en una relación más tóxica que el Chernobyl en algún momento de sus vidas. Hey, pasé de hacer mi proyecto por motivos megalómanos a hacerlo por un mejor lugar para algunos de ustedes, eso tendría que darles una idea del grado en que los estimo ya que no soy la clase de persona que invierte energía en los demás (ni siquiera cuando hay necesidades biológicas de por medio). Así que para resumir: gracias por todo, a todos, les sugeriría que no sean tan truchos y concreten ese plan para irse un finde todos juntos a una cabaña pero…

PD: no, Fornillete, como en la cama acá también solo podés recibir sin que sea tu turno para dar. Bah… espero que en la cama sea así~.
PD2: no, no me van a ver por unos días. Semana. Ok, semanas~.
PD3: por supuesto que tenía que poner esto en un sitio de anuncios para escorts. Es algo muy clásico y clandestino, soy un fan de los clichés~.